google-site-verification: googleac870f98e34d168a.html

martes, 16 de diciembre de 2014

La historia del liguero

El liguero o liga forma parte de la idea más sensual y erótica del imaginario de la lencería fina. Sin embargo, imaginarnos unas prendas femeninas decoradas con un liguero no siempre ha sido posible, pues en sus inicios esta icónica prenda fue creada para sujetar las calzas masculinas. Las ligas se enganchaban al cinturón y se fijaban lateralmente.

La liga se popularizó a mediados del siglo XVIII gracias a la difusión de la media llevada a cabo por las sederías francesas, que extendieron el uso de esta prenda, hasta entonces propia de los hombres, a las damas de la corte y las burguesas de las ciudades europeas. El mercado de portaligas apuntaba tanto a satisfacer las demandas femeninas como las masculinas.

Sin embargo, el auge de sujetar las medias en la mujer empezó a exigir formas creativas para mantener bien sujetos los diferentes elementos de ropa interior en las mujeres. El liguero nació con los fabricantes de corsés, que añadían a la parte baja de los corsés unas tiras de tela elásticas con sujeciones para que la media quedara bien sujeta a las piernas.



El liguero fue teniendo una connotación sexy y femenina a lo largo del siglo XIX, cuando monarcas como la reina Isabel II fueron apostando por su uso. A ello contribuyeron las películas románticas, dónde la lencería a juego, llena de blonda y encaje, comenzaba a hacer furor: la tríada corsé- braguita -liguero comenzó a cobrar importancia y a despertar el atractivo de las mujeres tanto a sus propios ojos, como a ojos de los hombres.


Actualmente, el liguero ha dejado de lado su función más práctica para reivindicar una función fundamentalmente estética, dónde el material, el color y los acabados resultan fundamentales para la elección final. Su uso se reserva para ocasiones especiales, dónde se pretende sacar el lado más sensual y lujurioso, por ello, celebraciones como las Navidades o la bienvenida al nuevo año resultan especialmente propicias: las mejores galas y el elemento sorpresa se juntan...y un liguero puede ser un buen recuerdo.
http://www.secretsanddiamonds.es/es/list/category/ligueros


No hay comentarios:

Publicar un comentario